Sobre la 3.ª Generación de nuestro Programa Semilla CEEAD

La reforma constitucional de 2008 no solo impactó a quienes operaban y operan el sistema de justicia penal, sino también a las escuelas de derecho que tuvieron que modificar sus planes de estudio para responder a un nuevo paradigma y, por ende, al profesorado que impartía las clases de derecho penal sustantivo y procesal.


A través del Programa Semilla CEEAD, CEJUME se suma a este proceso transformador en la enseñanza del derecho en México, contactando estudiantes en todos los estados del país, y brindando espacios de reflexión y aprendizaje en temas relacionados a la ética profesional y la investigación social.


A continuación, te compartimos algunos datos interesantes sobre la tercera generación del Programa Semilla, que pronto terminará sus actividades.


Para la 3.ª Generación, se recibieron 269 aplicaciones y, al momento de compartir esta entrada de blog, se cuenta con 62 participantes comprometidos. Vale la pena resaltar que dentro de este grupo hay estudiantes con preparación y experiencias académicas no solo en derecho, sino también en otros estudios, como idiomas, arte u oratoria; así como representantes de comunidades indígenas.


Esta generación de Semilla ha demostrado gran entusiasmo desde que inició sus actividades, sus participantes han colaborado activamente en las sesiones expositivas del personal facilitador del CEEAD. Dichas sesiones buscan desarrollar en el estudiantado diversas habilidades para la investigación, la comunicación asertiva, la negociación, delimitación y la resolución de problemas. Por medio de este programa formativo, las y los participantes son guiados para aplicar los ejes transversales rectores del proyecto CEJUME, como la perspectiva de género, los derechos humanos y la ética profesional.

Además de formar parte de estas sesiones formativas, las y los participantes del Programa colaboran en la elaboración de investigaciones de campo para brindar información de los diferentes contextos educativos a los que se enfrentan las escuelas de derecho en México.


Con la intención de contextualizar los retos y áreas de oportunidad que tienen las instituciones que enseñan derecho en México, la 3.ª generación del Programa Semilla CEEAD colaboró en la construcción de una investigación sobre la enseñanza del derecho penal en las escuelas mexicanas. Esta investigación tiene como objeto analizar la manera en la que se imparte la materia de derecho penal en todas las universidades mexicanas en cuanto a las corrientes teóricas, material bibliográfico, herramientas didácticas, entre otras.


La finalidad es visualizar de qué manera, desde el ámbito educativo, las universidades han respondido a las necesidades del actual Sistema de Justicia Penal Acusatorio. Asimismo, se busca conocer las áreas de oportunidad que son necesarias atender desde las aulas para consolidar la procuración e impartición de justicia, fortaleciendo así el desarrollo de iniciativas que mejoren la calidad de la educación jurídica y del ejercicio profesional en el sistema penal. En la siguiente infografía se pueden observar algunos de los resultados principales de dicha investigación:

Es por medio de investigaciones de esta naturaleza, considerando siempre la voz del estudiantado, que podemos identificar áreas de oportunidad en la formación, evaluación y certificación de las y los operadores que pueden tener un origen en la educación universitaria.


A través del Programa Semilla CEEAD, las y los jóvenes ayudan a consolidar el Sistema de Justicia Penal en México.


¡Feliz año nuevo, tercera generación! Esperamos que reciban muchos aprendizajes valiosos durante su formación en estas últimas semanas del Programa.

A continuación, te compartimos algunos testimonios del alumnado Semilla:

“Tener al alcance las voces que traen consigo el acervo de México día tras día y compartir nuestros sentires, inquietudes y anhelos con fervor; ello nos ha incentivado a crear una atmósfera de diálogo, cuya apertura a la infinidad de posibilidades ha sido uno de los rasgos más insignes. Derivado de ello, he tenido la oportunidad de encarar encuentros muy significativos, donde la aventura a la dialéctica se pone en manifiesto.”

Azul Y. Rodríguez González

Estudiante de 3.er semestre, Centro de Enseñanza Técnica y Superior


“Ser parte del Programa Semilla significa ser parte de una comunidad jurídica conformada por estudiantes y profesionales, cuya extensión y cercanía ofrecen una oportunidad única de aprendizaje. Cada semana me emociona participar en una conversación bidireccional, enfocada sobre algunos de los temas más relevantes del espacio jurídico y de la mano de un equipo cuyo apoyo y dedicación se caracteriza por su excelencia..”
Roberto Peña
Estudiante de 3.er semestre, Universidad Autónoma de Nuevo León

“Cuando pienso en el verdadero significado de “comunidad”, el Programa Semilla inunda mi pensamiento. Más que ser una actividad extra aula, te hace parte de una gran familia, la cual comparte tantas similitudes como diferencias te imagines. Estar dentro es darte cuenta de lo que sucede jurídica y socialmente en tu país, de reflexionar en cada idea y de elaborar una crítica propia sustentada. Sin dudas, cultiva en cada semilla mucho más de lo que ofrece, humanizándote y dándole valor a tu voz, pero sobre todo brindándote la esperanza de saber que, así como tú, hay más personas dispuestas a mejorar el mundo jurídico de una y mil maneras, y que hasta no lograrlo dejarán de intentarlo».


Karen Casandra Rivera Castro
Estudiante de 3er semestre, Universidad Autónoma de Zacatecas

“Colaboración. Aunque de forma individual es una recompensa, una oportunidad que estimula la mejora de nuestras habilidades y nos otorga nuevas herramientas, el verdadero significado está en la experiencia de interactuar con personas de todo México (y algunos otros países), confrontar muchas ideas y puntos de vista, crear lazos de apoyo y amistades; es integrarse a una comunidad con una meta común: ser las semillas que germinen y den origen a nuevos conocimientos, transformando la enseñanza y el aprendizaje del derecho.


Alex Cruz Mondragón.
Estudiante de 4.o semestre. Universidad Autónoma del Estado de Morelos