Blog de CEJUME

Este espacio busca convertirse en un canal de comunicación, encuentro e intercambio de ideas y experiencias en torno a los procesos de formación y certificación para la justicia en México.

Política de persecución penal y servicio profesional de carrera

Política de persecución penal y servicio profesional de carrera

Iván de la Garza Santos

Especialista en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio y socio de Fortis Consultores

En los últimos años el tema de la política de persecución penal (PPP) ha cobrado una particular importancia como parte de las discusiones sobre seguridad y justicia en México y el proceso de implementación del sistema penal acusatorio. Aunque con distintas denominaciones, algunas fiscalías locales, así como la federal, han avanzado en la emisión de documentos que buscan enfocar sus actividades de investigación y persecución penal hacia ciertos tipos de delitos o fenómenos criminales.


Además de la variedad en el nombre, todos estos documentos tienen una distinta extensión y alcance. A pesar de las diferencias, comparten una idea común: la necesidad de pasar de una persecución penal reactiva e improvisada hacia una que sea proactiva y estratégica, que se distinga por la definición de objetivos y priorización de fenómenos criminales.


Para que esta visión transformadora se convierta en una realidad que ayude a disminuir la impunidad y a tener un sistema de justicia penal eficaz, no basta con la emisión de una PPP. Es necesario que las fiscalías realicen cambios profundos en la forma en que trabajan y se organizan.


Desde cómo se determina la especialización de unidades de investigación y litigación hasta la elaboración del presupuesto, la transición hacia una persecución penal estratégica tiene impacto en muchas dimensiones. En las siguientes líneas abordaré una dimensión que con frecuencia se pasa por alto: la importancia del servicio profesional de carrera (SPC) en el diseño e implementación de una PPP. El estudio elaborado por CEJUME El servicio profesional de carrera ministerial como una herramienta para la consolidación del sistema de justicia penal (CEEAD, 2021), permite comprender esta relación.


Para analizar el estado actual del SPC en las fiscalías y procuradurías de México, este reporte toma como marco de referencia el Modelo de gestión de recursos humanos utilizado por el Banco Interamericano de Desarrollo. De acuerdo a este modelo, el SPC es un sistema que se compone de los siguientes ocho subsistemas: 1. planeación, 2. organización del trabajo, 3. gestión del empleo, 4. gestión del rendimiento, 5. gestión de la compensación, 6. gestión del desarrollo, 7. gestión de las relaciones humanas y sociales y 8. organización de los recursos humanos. A continuación, abordaré la relación de la PPP con los tres primeros subsistemas y en una segunda entrada haré lo mismo con los restantes.


Planeación

Elaborar una PPP implica un complejo ejercicio de planeación institucional, en el que se definen los objetivos estratégicos de la investigación y persecución penal, así como los medios para alcanzarlos.


Ahora bien, supongamos qué ya se diseñó una PPP, ¿cómo pasamos del papel a los hechos, de las expectativas a la realidad? Se necesitan personas que materialicen el trabajo. ¿Pero cuántas personas y de qué perfil? ¿Se requieren todas en el mismo momento o pueden irse incorporando de forma gradual? ¿En dónde será asignado este personal? Estas preguntas no pueden responderse de forma homogénea para todas las fiscalías. Lo que sí es necesario es que la respuesta sea producto de un proceso en donde la planeación de la PPP se relacione con la planeación de los recursos humanos. No se trata de pedir más agentes del Ministerio Público, más peritos o más policías ministeriales, sino de plantear y justificar esta demanda conforme a un esquema de planeación estratégica vinculado a las necesidades de la PPP.



Organización del trabajo

El proceso de implementación de la PPP exige la creación de nuevas áreas especializadas en el Ministerio Púbico. Esta especialización debe corresponder con las prioridades marcadas en los objetivos estratégicos y va más allá de la división tradicional basada en delitos.


Así, por ejemplo, con el propósito de tener un mejor control de la carga de trabajo se pueden especializar áreas que impulsen preponderantemente la suspensión condicional del proceso, como sucede en algunas de las fiscalías que han adoptado lo que genéricamente se denomina como unidades de tramitación masiva (De la Garza Santos, 2020). También, se podría buscar la especialización de áreas encargadas de la investigación y litigación de los aspectos financieros y patrimoniales de los casos, enfocándose en decomisos y extinciones de dominio.

Solamente con una adecuada organización del trabajo se podría considerar seriamente la adopción de este enfoque de especialización. Se requieren procesos claros, definición de puestos y de funciones, así como de los conocimientos y habilidades necesarias para su ejecución.


Gestión del empleo

Una vez que sabemos cuántas personas y qué perfiles requiere una fiscalía conforme a su PPP, así como las funciones y competencias para la ejecución de los puestos, es necesario definir cuáles serán las fuentes para la obtención del recurso humano. Con frecuencia esta cuestión es resuelta pensando en el reclutamiento externo (auxiliares, agentes del Ministerio Público, etc.) lo cual es adecuado, pero insuficiente. La gestión del empleo debe dar certidumbre sobre la manera en que se regula el ingreso, salida y movimiento del personal, de tal forma que se pueda aprovechar su talento y garantizar su desarrollo.


Además de la importancia que este subsistema tiene para las personas que laboran en una institución, la gestión del empleo es un elemento clave para llevar la PPP a la práctica. La necesidad de contar con áreas especializadas para ciertos fenómenos criminales cuya investigación y litigación es más compleja exige tener personal con experiencia y capacidades probadas. Esto solamente se puede lograr cuando la fiscalía realiza una adecuada planeación sobre la gestión de su personal en su paso por la institución, que se considere el presente, pero también el futuro profesional del personal.



Como conclusión preliminar de este primer análisis considero que la relación entre la PPP y los tres subsistemas abordados es la siguiente:


  • La PPP presenta necesidades en abstracto sobre el personal que requiere para su implementación. El subsistema de planeación le ayuda a concretar estas necesidades mediante la definición del número de personas y el tipo de perfil.
  • La PPP debe establecer un marco general sobre la organización y procesos de la fiscalía, para la consecución de sus objetivos y prioridades. Posteriormente, se elaboran los procesos de las distintas áreas y se identifican los distintos puestos que participan en su ejecución. Todo lo anterior sirve como insumo para la elaboración de los perfiles de puestos que requiere el subsistema de organización del trabajo.
  • La PPP ayuda a identificar los casos que son prioritarios conforme a ciertos fenómenos criminales, cuya investigación y persecución resulta de alta complejidad. A través de los procesos de ingreso y desarrollo del personal, el subsistema de gestión del empleo permite contar con las personas adecuadas para encargarse de este tipo de casos.

Bibliografía

Comentario al documento “El Servicio Profesional de Carrera Ministerial como una herramienta en la consolidación del sistema de justicia penal”

Comentario al documento:

El Servicio Profesional de Carrera Ministerial como una herramienta en la consolidación del sistema de justicia penal

Mtra. Claudia Indira Contreras Córdova

Fiscal General del Estado de Sonora

Quiero agradecer la invitación que me hicieron para asistir a la presentación de este importante informe, sobre un tema de gran transcendencia para las Instituciones de procuración de justicia en México. No solo por el impacto que el tema de la profesionalización tiene en la consolidación del sistema de justicia penal, sino también por la importancia que reviste contar con instituciones con personal certificado, que atienda las necesidades de las personas, y con las competencias necesarias para representar los intereses de la sociedad y las víctimas por la comisión de un delito.


Leer este documento me ha permitido ver muy claramente los puntos que se tienen que considerar en el Sistema Profesional de Carrera Ministerial.


El análisis realizado a través del modelo de Gestión de Recursos Humanos (GRH) o gestión de personas, desarrollado por Ricard Serlavós y utilizado también por el Banco Interamericano de Desarrollo, arroja datos claros en los ocho subsistemas que integran el modelo del Sistema Profesional de Carrera. Esto permite identificar y comprender los resultados del diagnóstico y los hallazgos obtenidos para las fiscalías de los estados participantes. Por lo tanto, las recomendaciones generadas son específicas y seguramente contribuirán en la construcción o fortalecimiento del Sistema Profesional de Carrera en las instituciones de procuración de justicia del país.


Este informe es un documento que nos permite a las fiscalías visualizar áreas de oportunidad para mejorar y consolidar el sistema de justicia penal a partir de la profesionalización del personal. Asimismo, nos ayuda a identificar las buenas prácticas que se están llevando a cabo en otras instituciones de procuración de justicia y que son valiosas para nosotros como referentes para el Sistema Profesional de Carrera en la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora.

El tema de la profesionalización a través de un servicio profesional de carrera ha sido desde el inicio de mi gestión uno de los proyectos más importantes a implementar en esta Fiscalía. Porque tal y como lo expresa el informe, en la operación diaria existen muchas prácticas arraigadas que no son fáciles de transformar y que inciden de forma negativa en el servicio que prestan.


Estoy convencida de que, para una efectiva procuración de justicia, se requiere que las y los agentes del Ministerio Público, así como todo el personal operativo, cuenten con habilidades, actitudes y competencias que les permitan realizar investigaciones eficientes y eficaces que den resultados positivos para las víctimas.


Es por eso que estoy muy agradecida de que la Fiscalía General de Justicia de Sonora haya sido incluida en este proyecto, y que contemos con todo el apoyo para certificar a nuestro personal; ya que si se tienen elementos formados, capacitados y profesionales, se puede brindar un mejor servicio de procuración de justicia y por ende dar certeza jurídica a la ciudadanía, con quien tenemos nuestro mayor compromiso.


Para nosotros la certificación de las y los ministerios públicos es muy importante, pues decir que en la Fiscalía General de Justicia del Estado el personal está certificado, va más allá del solo reconocimiento. Significa que las usuarias y los usuarios tengan la seguridad de que los ministerios públicos que dirigen las audiencias de juicio oral fueron capacitados para su certificación y, por lo tanto, son personas confiables, capaces de obtener el mejor resultado y eso a su vez imprime una mayor confianza en la Institución.


Totalmente de acuerdo con lo expuesto en relación a que los sistemas de gestión del capital humano deben promover, además de la capacitación, el desarrollo de las personas. También que se deben sustentar en el mérito, la capacitación, la evaluación del desempeño, el reconocimiento y los estímulos, para favorecer el crecimiento personal y garantizar la estabilidad laboral. Todos estos procesos deben llevarse a cabo con perspectiva de género y derechos humanos para propiciar condiciones de igualdad de oportunidades.


Desde noviembre de 2018 iniciamos una reingeniería en la Fiscalía de Sonora, estableciendo un nuevo modelo de organización y de gestión. Se implementó el Modelo de Distribución Estratégica de Casos, buscando una mejor distribución de las cargas de trabajo, estableciendo políticas de priorización que permitieran dar soluciones rápidas y orientaran el trabajo de investigación y persecución penal de manera estratégica.


Como bien se establece en el primer subsistema, la planeación estratégica es indispensable, ya que se deben definir objetivos estratégicos, líneas de acción, metas e indicadores, alineados a la política de persecución penal. Además, permite desarrollar una estructura organizacional, modelos de gestión y evaluaciones del desempeño.


En este sentido, les comento que en la Fiscalía se realizó un ejercicio de planeación estratégica para la integración del Programa de Gestión Institucional 2020-2027. También se elaboró la Política de Persecución Penal con la participación activa de la ciudadanía y el personal operador del sistema de justicia en el estado.


Actualmente se está elaborando el Plan de Persecución Penal, alineado a los objetivos del programa y la política de priorización, dirigidos a la consolidación del SJPA. El modelo establece temáticas prioritarias y un órgano encargado de evaluar el cumplimiento de los objetivos de la persecución penal en Sonora, así como de realizar los ajustes necesarios para la organización y operación de la política.


No obstante, el sistema Profesional de Carrera está en proceso de complementación. Es por eso que el análisis y las recomendaciones realizadas en el documento “El Servicio Profesional de Carrera Ministerial como una herramienta en la consolidación del sistema de justicia penal”, es muy oportuna para atender los puntos neurálgicos en la construcción y fortalecimiento del SPC.


Les extiendo una sincera felicitación por lo bien logrado del informe y por proporcionar herramientas que son útiles para el avance de las fiscalías, así como los programas de certificación del personal operador del Sistema de Justicia Penal, con los cuales estamos muy satisfechos.

La importancia de la ética y responsabilidad profesional de los y las abogadas en CEJUME

La importancia de la ética y responsabilidad profesional de los y las abogadas en CEJUME

En la aplicación cotidiana del derecho penal hay muchas cosas importantes en juego: los derechos de las víctimas, de las y los investigados y de la sociedad en general. Que una persona sea privada de su libertad injustamente, o que la víctima de un delito no encuentre justicia pronta y efectiva es algo que nos preocupa a todas y todos.


A pesar del impacto que el derecho penal tiene sobre nuestras vidas, una gran parte de su aplicación está en manos exclusivas de profesionales del derecho. Si bien la ciudadanía, a través de organizaciones civiles o de profesiones como el periodismo, ejerce una vigilancia en la manera en la que las y los profesionales del derecho realizan sus tareas, lo cierto es que una parte importante de nuestra vida recae en las manos de quienes operan el sistema de justicia penal. De manera que lo que hagan o dejen de hacer trasciende su esfera personal y profesional y tiene efectos sobre terceros.

La ética y responsabilidad profesional es aquella rama del derecho que define los valores que deben perseguir las y los abogados, así como los deberes que de esos valores se desprenden, las prohibiciones o faltas que atentan contra los valores de la profesión y, en algunos casos, los órganos y procedimientos que se encargan de vigilar el actuar ético de los y las profesionistas. En este sentido, la ética y responsabilidad profesional funge como el mecanismo que pretende cerrar la brecha entre la ciudadanía y los y las profesionistas del derecho: como el conocimiento de los y las abogadas es un conocimiento técnico al que la ciudadanía no siempre tienen acceso, la ética y responsabilidad profesional instilan en las y los profesionistas (persuasiva y coercitivamente) una serie de valores y actitudes para que su actuar sea conforme a los fines que la sociedad ha encargado a la profesión.


En pocas palabras, es algo así como “dado que yo, como parte de la ciudadanía, no sé mucho del ejercicio profesional del derecho y no puedo juzgar si determinada actuación es correcta o no, de acuerdo a los estándares de la profesión, la mejor forma de garantizar que esta actúe correctamente es haciendo que las y los profesionales del derecho se vigilen e impongan pautas de comportamiento, haciendo que tengan una ética profesional”. No sobra señalar que hay actuaciones que son evidentemente incorrectas y además, delictivas, como sobornar a un testigo o a una funcionaria pública. Estas actuaciones conciernen entonces no solo a la ética y responsabilidad profesional, sino también al derecho penal.

Conscientes de la importancia de la ética y responsabilidad profesional de las y los operadores del SJPA, el proyecto CEJUME ha abordado este tema en dos sentidos: procurando que los contenidos estén apegados a estos grandes valores y, además, elaboramos un Curso Complementario de Ética y Responsabilidad Profesional en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, el cual está abierto para cualquier persona interesada. El curso lo desarrolló el área de Ética y Responsabilidad Profesional del CEEAD, junto con personas expertas nacionales e internacionales, como abogadas y abogados, defensores, personal del ministerio público y personal académico. El curso se caracteriza por centrarse en los dilemas éticos que enfrentan las y los operadores jurídicos en su día a día. Optamos por alejarnos un poco de la teoría y más bien ilustrar situaciones reales y complicadas (unas más que otras) en las que es necesario ejercer una deliberación ética cuidadosa.


Si bien el campo de la ética y responsabilidad profesional ha sido poco desarrollado en México, creemos que el curso se aúna a esfuerzos que se han hecho, desde distintos frentes, para cimentar un área vital para consolidar el Estado de derecho. Les invitamos a que estén atentos y atentas a nuestras fechas de inscripción, tomen el curso, nos compartan sus opiniones y nos ayuden a fortalecerlo y mejorarlo día a día.

¿Por qué es importante la perspectiva de género en el sistema de justicia penal?

¿Por qué es importante la perspectiva de género en el sistema de justicia penal?

Actualmente, en 18 de las 32 entidades federativas se encuentra formalmente declarada la Alerta de Violencia de Género contra las mujeres. Adicionalmente, de enero a diciembre de 2020 se iniciaron 940 investigaciones por feminicidios y 16543 por el delito de violación simple y violación equiparada. Además, se registraron 5003 llamadas de emergencia por abuso sexual, 8376 por acoso y hostigamiento sexual, 689388 por violencia familiar y 4050 por violencia de género en todas sus modalidades distintas a la violencia (SESNSP, 2020). Estas cifras demuestran la urgencia de que el Estado mexicano garantice el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.


En México, la violencia contra las mujeres se manifiesta de diferentes formas y en diferentes contextos, entre ellas la violencia institucional, estigma y revictimización contra las mujeres que la denuncian (Equis Justicia, 2020). Resulta alarmante que, del total de las averiguaciones previas o carpetas de investigación iniciadas por delitos de violencia de género contra las mujeres en 2018, tan solo el 11.66% llegan a ser conocidas por un juez o jueza, lo cual asegura la impunidad en al menos 88.3% de los delitos denunciados (Impunidad Cero, 2019).


La impunidad se debe, en gran medida, a la falta de perspectiva de género de quienes operan el sistema de justicia penal. Por ejemplo: el desconocimiento o error sobre lo que significa consentimiento deja desprotegidas a las mujeres en casos de violación; ciertas apreciaciones de lo que es un error “razonable” favorecen al agresor, ya que están fuertemente condicionadas por estereotipos sobre la forma en que una mujer otorga su consentimiento para mantener relaciones sexuales; los comportamientos sociales, familiares y laborales esperados de las mujeres hacen casi imposible convencer al Ministerio Público para que inicie una investigación por una violación cometida en estos espacios; las nociones sobre excluyentes de responsabilidad como legítima defensa, miedo grave o respuesta a provocaciones se ven fuertemente influenciadas por criterios centrados en lo masculino como “lo normal”, haciendo que este tipo de criterios sean más acordes a la forma en que un hombre responde ante agresiones, que la forma en que una mujer lo hace (Cruz y Vázquez, 2012).

La perspectiva de género, vista como esos anteojos que permiten a quien los usa identificar aquellas acciones, omisiones y actitudes que las personas realizan en la vida cotidiana basadas en estereotipos, roles preconstituidos y señalamientos discriminatorios por el hecho de que una persona sea mujer, permite a las y los operadores del sistema de justicia penal tomar conciencia de esas acciones, para erradicarlas. Así, en el ámbito de la investigación, persecución y enjuiciamiento de los delitos, la perspectiva de género se puede traducir en garantizar a las mujeres el acceso a la justicia y remediar situaciones de poder.


En este sentido, es claro que una de las necesidades principales para la operación adecuada del sistema de justicia penal acusatorio es la incorporación de la perspectiva de género en todas las etapas del proceso penal. Al respecto, CEJUME incorpora un enfoque transversal de la perspectiva de género de manera que en los materiales de formación y evaluación se incluyan temas referentes, no se reproduzcan estereotipos de género y se garantice la utilización de un lenguaje incluyente y no sexista. En este sentido, la perspectiva de género se incorpora en todo el modelo de certificación y se convierte en un elemento indispensable para la formación profesional de las y los operadores del sistema de justicia.


Valeria Rodríguez Gutiérrez

Bibliografía

  • Cruz, J., & y Vázquez, R. (2012). La mujer a través del derecho penal. Fontamara. https://www.scjn.gob.mx/sites/default/files/igualdad/libros/documento/2016-12/LasMujeresAtravesDelDerechoPenal.pdf
  • Equis justicia. (2020, mayo). Violencia contra las mujeres e impunidad: ¿más allá del punitivismo? https://equis.org.mx/wp-content/uploads/2020/05/Informe_Impunidad_Y_Violencia.pdf
  • SESNSP. (2020, diciembre). Informe sobre violencia contra las mujeres. Incidencia delictiva y llamas de emergencia al 9-1-1. https://drive.google.com/file/d/1sXSQU6yy7r502TAFM_fW7mIVhGZIeVsm/view

Sobre la 3.ª Generación de nuestro Programa Semilla CEEAD

Sobre la 3.ª Generación de nuestro Programa Semilla CEEAD

La reforma constitucional de 2008 no solo impactó a quienes operaban y operan el sistema de justicia penal, sino también a las escuelas de derecho que tuvieron que modificar sus planes de estudio para responder a un nuevo paradigma y, por ende, al profesorado que impartía las clases de derecho penal sustantivo y procesal.


A través del Programa Semilla CEEAD, CEJUME se suma a este proceso transformador en la enseñanza del derecho en México, contactando estudiantes en todos los estados del país, y brindando espacios de reflexión y aprendizaje en temas relacionados a la ética profesional y la investigación social.


A continuación, te compartimos algunos datos interesantes sobre la tercera generación del Programa Semilla, que pronto terminará sus actividades.


Para la 3.ª Generación, se recibieron 269 aplicaciones y, al momento de compartir esta entrada de blog, se cuenta con 62 participantes comprometidos. Vale la pena resaltar que dentro de este grupo hay estudiantes con preparación y experiencias académicas no solo en derecho, sino también en otros estudios, como idiomas, arte u oratoria; así como representantes de comunidades indígenas.


Esta generación de Semilla ha demostrado gran entusiasmo desde que inició sus actividades, sus participantes han colaborado activamente en las sesiones expositivas del personal facilitador del CEEAD. Dichas sesiones buscan desarrollar en el estudiantado diversas habilidades para la investigación, la comunicación asertiva, la negociación, delimitación y la resolución de problemas. Por medio de este programa formativo, las y los participantes son guiados para aplicar los ejes transversales rectores del proyecto CEJUME, como la perspectiva de género, los derechos humanos y la ética profesional.

Además de formar parte de estas sesiones formativas, las y los participantes del Programa colaboran en la elaboración de investigaciones de campo para brindar información de los diferentes contextos educativos a los que se enfrentan las escuelas de derecho en México.


Con la intención de contextualizar los retos y áreas de oportunidad que tienen las instituciones que enseñan derecho en México, la 3.ª generación del Programa Semilla CEEAD colaboró en la construcción de una investigación sobre la enseñanza del derecho penal en las escuelas mexicanas. Esta investigación tiene como objeto analizar la manera en la que se imparte la materia de derecho penal en todas las universidades mexicanas en cuanto a las corrientes teóricas, material bibliográfico, herramientas didácticas, entre otras.


La finalidad es visualizar de qué manera, desde el ámbito educativo, las universidades han respondido a las necesidades del actual Sistema de Justicia Penal Acusatorio. Asimismo, se busca conocer las áreas de oportunidad que son necesarias atender desde las aulas para consolidar la procuración e impartición de justicia, fortaleciendo así el desarrollo de iniciativas que mejoren la calidad de la educación jurídica y del ejercicio profesional en el sistema penal. En la siguiente infografía se pueden observar algunos de los resultados principales de dicha investigación:

semilla

Es por medio de investigaciones de esta naturaleza, considerando siempre la voz del estudiantado, que podemos identificar áreas de oportunidad en la formación, evaluación y certificación de las y los operadores que pueden tener un origen en la educación universitaria.


A través del Programa Semilla CEEAD, las y los jóvenes ayudan a consolidar el Sistema de Justicia Penal en México.


¡Feliz año nuevo, tercera generación! Esperamos que reciban muchos aprendizajes valiosos durante su formación en estas últimas semanas del Programa.

A continuación, te compartimos algunos testimonios del alumnado Semilla:

“Tener al alcance las voces que traen consigo el acervo de México día tras día y compartir nuestros sentires, inquietudes y anhelos con fervor; ello nos ha incentivado a crear una atmósfera de diálogo, cuya apertura a la infinidad de posibilidades ha sido uno de los rasgos más insignes. Derivado de ello, he tenido la oportunidad de encarar encuentros muy significativos, donde la aventura a la dialéctica se pone en manifiesto.”

Azul Y. Rodríguez González

Estudiante de 3.er semestre, Centro de Enseñanza Técnica y Superior


“Ser parte del Programa Semilla significa ser parte de una comunidad jurídica conformada por estudiantes y profesionales, cuya extensión y cercanía ofrecen una oportunidad única de aprendizaje. Cada semana me emociona participar en una conversación bidireccional, enfocada sobre algunos de los temas más relevantes del espacio jurídico y de la mano de un equipo cuyo apoyo y dedicación se caracteriza por su excelencia..”
Roberto Peña
Estudiante de 3.er semestre, Universidad Autónoma de Nuevo León

“Cuando pienso en el verdadero significado de “comunidad”, el Programa Semilla inunda mi pensamiento. Más que ser una actividad extra aula, te hace parte de una gran familia, la cual comparte tantas similitudes como diferencias te imagines. Estar dentro es darte cuenta de lo que sucede jurídica y socialmente en tu país, de reflexionar en cada idea y de elaborar una crítica propia sustentada. Sin dudas, cultiva en cada semilla mucho más de lo que ofrece, humanizándote y dándole valor a tu voz, pero sobre todo brindándote la esperanza de saber que, así como tú, hay más personas dispuestas a mejorar el mundo jurídico de una y mil maneras, y que hasta no lograrlo dejarán de intentarlo».


Karen Casandra Rivera Castro
Estudiante de 3er semestre, Universidad Autónoma de Zacatecas

“Colaboración. Aunque de forma individual es una recompensa, una oportunidad que estimula la mejora de nuestras habilidades y nos otorga nuevas herramientas, el verdadero significado está en la experiencia de interactuar con personas de todo México (y algunos otros países), confrontar muchas ideas y puntos de vista, crear lazos de apoyo y amistades; es integrarse a una comunidad con una meta común: ser las semillas que germinen y den origen a nuevos conocimientos, transformando la enseñanza y el aprendizaje del derecho.


Alex Cruz Mondragón.
Estudiante de 4.o semestre. Universidad Autónoma del Estado de Morelos

¿Qué es la Red de Representantes Locales de CEJUME?

¿Qué es la Red de Representantes Locales de CEJUME?

Es una red con el objetivo de coadyuvar en la construcción de voluntad política para generar la aceptación y adopción del modelo de evaluación de conocimientos y habilidades como un mecanismo para la profesionalización de quienes ejercen las funciones clave del Sistema de Justicia Penal.


La RRL busca tener representatividad en las 32 entidades federativas del país y se conforma de profesionistas del derecho con experiencia en el sistema de justicia penal en México, con un fuerte vínculo con actores locales, tales como universidades, organizaciones de la sociedad civil (OSC) y las instituciones de justicia. Las y los representantes deben gozar de buena reputación y prestigio profesional y no ser funcionaria o funcionario público a ningún nivel.


Actualmente, la RRL realiza actividades de vinculación, socialización y difusión del proyecto CEJUME en las instituciones operadoras del Sistema de Justicia Penal, OSC, instituciones de educación superior, colegios de abogados, entre otros. Esto se logra a través de reuniones y eventos organizados por las propias instituciones u otros actores enfocados en consolidar el Sistema de Justicia Penal en México.

En el mediano plazo, la RRL busca generar el intercambio de experiencias y buenas prácticas en la profesionalización. Esto con el objetivo de crear un mensaje común para posicionar al sistema de certificación como parte de los mecanismos que fortalecen el acceso a la justicia y que promueven el buen desempeño de las y los servidores públicos.


Cabe destacar que algunas personas que integran la RRL también participan en el diseño de los instrumentos de formación y evaluación, dependiendo de sus áreas de experiencia. Esto nos permite aprovechar la representatividad geográfica, la diversidad de experiencias y los contextos de nuestros participantes. Asimismo, permite a la RRL tener un conocimiento integral del proyecto y sus componentes, favoreciendo una mejor comunicación y difusión.


En suma, la conformación de la RRL ha servido para catalizar los esfuerzos por posicionar el proyecto CEJUME a nivel nacional. El acercamiento institucional ha permitido generar un ambiente de confianza al interior de las instituciones de justicia sobre el proceso de certificación, permitiendo que las y los representantes tengan un rol activo en la implementación del proyecto CEJUME.


 A continuación, compartimos algunos testimonios de la RRL.



“Para mi formar parte de la red de representantes locales ha significado la oportunidad para participar activamente en proyectos como la Certificación para la Justicia en México, lo cual representa un orgullo y una gran satisfacción; una grata coyuntura que me ha permitido conocer a personas extraordinarias de todo México, compañeras y compañeros de la red, el equipo CEEAD, así como muchas personas operadoras del sistema de justicia, todas con en un interés común: un México mejor.”
José Elías Ramírez Nevárez, Representante de Chihuahua

“Como parte de la red de representantes locales he sido testiga [sic] de buenas prácticas en la aplicación del sistema de justicia penal que sirven para mejorar la atención y el acceso a la justicia, la protección de los derechos humanos, así como identificar los retos que tenemos como país para consolidar el acceso a la justicia de manera igualitaria.


Pertenecer a la red me ha dado la oportunidad de fortalecer la vinculación y comunicación con personas profesionales y comprometidas con lograr un mundo mejor. Al colaborar con CEJUME y el CEEAD contribuyo con mi profesión y mi país a consolidar el proceso de formación y profesionalización de las personas dedicadas a procurar justicia.”


Mitzy Nogueda, Representante del Estado de México. Abogada por la Escuela Libre de Derecho, especialista en género por FLACSO

“Entre el 2013 y el 2014 trabajé en la implementación del sistema de justicia penal en mi estado. Años después lo hice a nivel nacional en su etapa de consolidación. Hoy, formar parte de la Red me ha permitido reencontrarme con las instituciones con las que compartí aquel objetivo en común y, a casi ocho años de distancia y gracias al proyecto CEJUME, seguir contribuyendo al fortalecimiento del recurso más importante para el sistema en Nayarit y en cualquier lugar: sus personas.”

Selene Peraza, Representante de Nayarit

¿Qué es el Programa Semilla CEEAD?

¿Qué es el Programa Semilla CEEAD?

El proyecto CEJUME ha creado una red de estudiantes de toda la República Mexicana con el objetivo de reflexionar sobre las maneras en que se forman las y los abogados en las universidades. Asimismo, para desarrollar las habilidades del estudiantado que en un futuro podría operar el sistema de justicia penal en México y para que, desde sus distintas áreas de ejercicio, promuevan la formación y profesionalización de cara a la consolidación del sistema de justicia penal.


La representatividad geográfica e intergeneracional de esta red es clave, pues la certificación de la justicia mexicana debe reconocer las realidades diversas que enfrentan las y los profesionistas del derecho, así como el tipo de formación que reciben, la cual es el parteaguas para su ejercicio profesional en las distintas ramas del derecho. De allí surge la conformación del Programa Semilla CEEAD, una propuesta educativa no formal conformada por una red de estudiantes seleccionados a través de una convocatoria nacional.


Actualmente, el Programa se encuentra en su 3.ª generación, la cual está integrada por 62 estudiantes de derecho de distintas universidades del país. Por cada estado hay dos estudiantes representantes quienes, además de destacar en el ámbito académico, tienen un interés genuino por transformar y mejorar la justicia. A lo largo del Programa el alumnado adquirirá habilidades esenciales que enriquezcan el ejercicio jurídico; esto mediante la revisión de contenido del ámbito del derecho, así como de temas transversales, como la ética de la profesión, investigación social, inteligencia socioemocional y perspectiva de género.


El programa Semilla CEEAD ayuda a realizar investigaciones de campo que dan insumos que fortalecen y consolidan el proyecto CEJUME. También apoyan con la difusión de información sobre dicho proyecto y crean oportunidades de vinculación con profesionistas y personal operador del sistema de justicia penal.


Finalmente, el Programa Semilla CEEAD es una propuesta de alcance a mediano y largo plazo que piensa en el estudiantado como las y los actores que seguirán construyendo un mejor Estado de derecho en México.


¿Te interesa más información sobre nuestro Programa Semilla CEEAD?

¡Comparte tus dudas en los comentarios!

Conoce sobre el perfil por competencias de agentes del Ministerio Público

Conoce sobre el perfil por competencias de agentes del Ministerio Público

En la entrada de hoy hablaremos sobre el perfil por competencias de las y los agentes del Ministerio Público. Nuestro objetivo es que te familiarices con las características y competencias principales de este perfil y entiendas su propósito e importancia en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio. 


¿Cuál es el propósito del perfil por competencias de Ministerio Público?

Este perfil sirve como referencia para desarrollar la evaluación sobre la actividad profesional de las y los agentes del Ministerio Público. La finalidad de la evaluación es facilitar la toma de decisiones al ubicar a la persona evaluada en las competencias que debe cumplir para desempeñar adecuadamente sus funciones y así garantizar el acceso a una justicia de calidad.


¿Quién construyó el perfil?

El equipo del CEEAD, trabajando en conjunto con agentes del Ministerio Público de diferentes fiscalías del país, desarrolló el perfil por competencias con una visión paritaria, integral y funcional que ayuda a definir los mecanismos de evaluación de competencias de las y los operadores del sistema. 


¿Cómo se elaboró el perfil?
El perfil por competencias fue elaborado a partir de una metodología que incluye cuatro pasos:


  1. Análisis de las actividades, funciones y aptitudes que permiten identificar las áreas generales de conocimiento o dimensiones de la práctica para un adecuado desempeño profesional.
  2. Construcción de competencias de cada dimensión que ayuda a establecer aspectos cognitivos, interpersonales e intrapersonales requeridos para el ejercicio profesional.
  3. Definición de estándares que se desprenden de cada competencia en cada dimensión de la práctica.
  4. Definición de indicadores de desempeño que se desglosan de cada estándar de competencia en términos de acciones observables y medibles.

El cumplimiento de este perfil es de gran relevancia, ya que permite orientar y fortalecer los servicios y funciones que deben brindar y cumplir las y los agentes del Ministerio Público, como los siguientes:


  • Brindar atención a quienes intervienen en él, especialmente a las personas víctimas u ofendidas, comunicando de manera simple y respetuosa los derechos que poseen y los alcances de su participación en el proceso, asimismo, las posibles soluciones que consideren adecuadas y oportunas al caso actual.
  • Tomar decisiones estratégicas con base en la evaluación objetiva e imparcial de la información disponible a su alcance y el análisis crítico de las posibles consecuencias de sus decisiones para la solución del caso en concreto. Se deben identificar todas las oportunidades para la terminación de la investigación, evaluando de manera crítica para determinar la solución más óptima.
  • Dirigir la investigación y vigilar su seguimiento; ordenar pruebas periciales y cuidar la cadena de custodia, realizando una planeación estratégica que identifique los actos de investigación que se deberán llevar a cabo, verificando y evaluando que estos sean realizados de acuerdo a sus formalidades y requisitos aplicables.
  • Sustentar sus pretensiones de forma convincente y conforme a la ley, realizando los actos necesarios y conducentes de acuerdo a la información disponible. Para ello se deberán seleccionar e identificar los argumentos que le favorezcan  y así desarrollar su teoría del caso. Esto ayudará a reconocer áreas de oportunidad. Asimismo, las y los agentes del Ministerio Público se encargarán de formular peticiones ante el órgano jurisdiccional de manera clara, lógica y sencilla. 

Conoce sobre los perfiles basados en estándares de competencia profesional 

Conoce sobre los perfiles basados en estándares de competencia profesional

Hoy abordaremos el tema de los perfiles basados en estándares de competencia profesional. El objetivo de esta entrada es que te familiarices con este tipo de perfiles y entiendas su propósito, por qué es relevante definirlos y el proceso para elaborarlos.


¿Qué son los perfiles basados en estándares de competencia profesional?
Son marcos de desempeño profesional que reúnen los conocimientos, habilidades y responsabilidades ético-profesionales necesarias para ejercer diversas funciones en un campo profesional determinado.


Como parte del proyecto de Certificación para la Justicia en México, en el CEEAD se han construido perfiles del personal que opera el Sistema de Justicia Penal (SJP).


¿Cuál es su propósito?
Los perfiles basados en estándares de competencias sirven como referentes para diseñar y desarrollar la formación, actualización y evaluación profesional en un ámbito laboral específico. Principalmente son útiles para obtener la habilitación y para acceder a una certificación que implique, además de las competencias adquiridas durante la formación inicial en Universidades o Instituciones de Educación Superior, ciertas competencias específicas de la práctica en un campo de trabajo determinado.


"permite orientar y fortalecer los programas de formación continua de profesionales en servicio"

¿Por qué son relevantes?
Para el CEEAD elaborar estos perfiles es de especial relevancia, pues permite orientar y fortalecer los programas de formación continua de profesionales en servicio, así como la certificación de competencias profesionales del personal operador del SJP. Esto constituye un aspecto clave porque:


  • favorecen el diálogo profesional sobre prácticas entre profesionales de un mismo campo laboral.
  • promueven y facilitan la autoevaluación basada en la reflexión sobre la práctica y el diálogo profesional entre las distintas figuras involucradas.
  • promueven la revaloración social de las y los profesionales mediante la publicación y la difusión de los perfiles, resaltando su importancia en la solución de problemas específicos de un campo profesional.

¿Cómo y quién elabora estos perfiles?
La definición de perfiles basados en competencias es resultado de diálogos y reuniones entre asociaciones, especialistas e instituciones académicas, así como de la cooperación de diversas audiencias implicadas y de quienes operan el sistema.


Dado que establecer estándares es común en el ámbito de la evaluación educativa, se requiere del conocimiento de personal especializado en evaluación que se haga cargo de elaborar instrumentos de consulta, así como de conducir y capacitar comités de especialistas en los aspectos técnicos de elaboración de estándares e indicadores, para llegar así a consensos mediante el diálogo y la discusión colegiada.


¿Tienes alguna duda sobre este tema? ¡Déjanos un comentario! También te invitamos a leer el perfil por competencias de AMP que se encuentra en nuestra página

¡Bienvenidas y bienvenidos al blog de CEJUME!

¡Bienvenidas y bienvenidos al blog de CEJUME!

Mi nombre es Luis Fernando Pérez Hurtado. Soy el director general del Centro de Estudios sobre la Enseñanza y el Aprendizaje del Derecho (CEEAD), asociación civil que coordina e implementa el proyecto CEJUME. Te doy la bienvenida a este espacio, que busca convertirse en un canal de comunicación, encuentro e intercambio de ideas y experiencias en torno a los procesos de formación y certificación para la justicia en México.


Nuestra misión es transformar la enseñanza y el ejercicio profesional del derecho. Como centro de investigación y desarrollo, nuestro fin último es contribuir a la consolidación del Estado de derecho, la democracia y justicia social en México, a través de la formación de profesionales del derecho con competencia técnica, ética y compromiso con su entorno.


Uno de los campos en los que hemos trabajando extensamente es en la consolidación del sistema de justicia penal acusatorio (SJPA), mediante el fortalecimiento de las escuelas de derecho y la capacitación continua de sus egresados y egresadas. Desde 2010 hemos colaborado con casi 1000 escuelas de derecho en México, asesorándolas en la actualización de sus programas académicos, capacitando a su personal docente y directivo, elaborando materiales didácticos y desarrollando herramientas de evaluación diagnósticas.


Ahora, a través del proyecto CEJUME, buscamos fortalecer el servicio profesional de carrera y la capacitación continua en las instituciones de justica, mediante la implementación de herramientas de evaluación y certificación. Nuestro objetivo es desarrollar estas herramientas para reconocer los conocimientos y habilidades de quienes operan la justicia en México e identificar lo que deben fortalecer para ejercer sus funciones adecuadamente. Esto permitirá diseñar e implementar programas de capacitación adecuados a las necesidades específicas de las instituciones y de su personal operador.

Es importante reconocer que el proyecto CEJUME se desarrolla gracias a la cooperación internacional de los gobiernos de México y Estados Unidos, financiado por el Departamento de Estado de EUA, a través de la Iniciativa Mérida.

"espacio dedicado a aprender y vincularnos"

 

Este sitio forma parte de los esfuerzos de difusión y vinculación del proyecto CEJUME. Aquí encontrarás información sobre sus actividades, avances y metas, así como el impacto logrado durante su implementación. Esperamos que este portal se convierta en un punto de conexión para escuchar las voces de profesionistas, personal operador, estudiantado, profesorado, especialistas, investigadoras e investigadores y cualquier otra persona interesada en los procesos de evaluación y certificación y en la consolidación del SJPA en México.

Gracias por haber visitado nuestro blog. Aprovechemos este espacio dedicado a aprender y vincularnos. Nuestras puertas siempre están abiertas para entablar comunicación y explorar la posibilidad de futuras colaboraciones.

Por último, recuerda que estaremos publicando nuevas entradas cada semana.

¡No te las pierdas!

Un fuerte abrazo,

Luis Fernando